¿Por qué es necesario hacer extensiones?

Hola!

Si estás leyendo este artículo quizás eres  de esas personas a las que no gustan las extensiones (a mí me solía suceder) o de esas otras  que las aman y desea saber para qué sirven.

Empecemos por definir primero qué es una extensión. Una extensión en yoga, poniéndolo muy fácil,  es aquella postura en la que voy o miro “hacia arriba y hacia atrás” (extensión activa), a diferencia de una flexión  en la que me inclino hacia delante.

Aquí van algunas ilustraciones que sirven como aclaración visual.

Extensiones

 

Flexiones

Debido entre otras cosas a la ley de la gravedad, nuestros discos vertebrales se ven comprimidos cuando estamos de pie (bipedestación) y a partir de los 25 años vemos cómo esos discos van perdiendo agua y se deshidratan.

Imaginemos ahora que nuestros discos intervertebrales fueran como una bayeta de cocina: cuando nos flexionamos (hacia delante)  o nos sentamos mal (cómo el chico que está trabajando en el sofá) “estrujamos”  y quitamos el agua de nuestros discos y sólo somos capaces de devolverle ese agua “perdida”,  al irnos a dormir o haciendo extensiones.

Es decir cuando flexiono mi espalda (sobre todo espalda baja y cuello), desalojo agua de mis discos; cuando extiendo, les añado agua.

Dado que el agua es uno de los mayores componentes de nuestros discos. ¿Qué  piensas qué es mejor hacer en yoga: flexionar o extender?